Un podador podaba la parra y otro podador que por allí pasaba le preguntó: Podador que podas la parra. ¿Qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra, ni mi parra podo, que podo la parra que podo.


viernes, 22 de enero de 2010

Lucro en la solidaridad

Como todo el mundo habrá visto ya millones de veces en los telediarios, periódicos y demás Haití está desolado y necesita ayuda rápido, principalmente ayuda monetaria. Afortunadamente nuestro país, que puede ser otras muchas cosas también, es esencialmente solidario y siempre damos dinero, alimentos y ropa en casos de necesidad, así que mucha gente está ingresando dinero en estas cuentas de Ayuda Humanitaria. El problema surge cuando toda la sociedad está haciendo un esfuerzo por los necesitados (que estamos en crisis, señores) y los bancos (como siempre) no mueven ni un sólo dedo para ayudar, de hecho lo que hacen es cobrar en comisiones hasta un 25% en algunos escandalosos casos. El Gobierno ha dicho que en casos de emergencia no se puede cobrar este tipo de comisiones, así que el que haya sido timado que reclame ante la FACUA, que ese dinero no se lo queden los bancos, por favor.

En mi casa teníamos un gran dilema moral, ya que queríamos ayudar pero no queríamos que se lucren ni bancos, ni personas deshonestas de las ONG, etc. Que cada día se ven casos más indignantes que juegan con la buena fe de las personas. Y no lo digo por decir, que les ha pasado a amigos de mis padres, viajar a Perú a ayudar en verano en una ONG y cuando llegan no existe la oficina y las redes mafiosas les extorsionan para que no cuenten nada porque son ellas las que se quedan con el dinero, indignante, lo he dicho ya.

Total, que a los dos días de plantearnos la cuestión de enviar dinero o no se nos abrió otra posibilidad. Casi todo el mundo que me conoce sabe que mi padre es Farmacéutico y gracias a eso nos enteramos que Farmacéuticos sin Fronteras (sí, también existen) piensa mandar a profesionales junto con medicinas para paliar un poco la escased que padece Haití. La novedad es que FsF tiene un protocolo de actuación con respecto a este tipo de desastres y es que pide un paquete cerrado de medicinas (antibioticos, gasas, sueros, antidiarréicos, etc). Siempre es el mismo en todos los desastres pero en este caso las cooperativas distribuidoras de Farmacéuticos han renunciado a cualquier beneficio y venden los paquetes a precio de laboratorio.

El paquete cuesta 51€ cuando su precio de venta al público serían unos 90 y pico. Los paquetes que compren los farmacéuticos se enviaran en un avión a Haití y se distribuirán entre hospitales y personal sanitario para que llegue al mayor número posible de gente. Eso sí se tiene que comprar entero, no dar solamente 20€ o algo así, se tiene que comprar los 51€ íntegros.

Esta opción de ayuda no está disponible para el gran público, ya que sólo los farmacéuticos tienen la posibilidad de comprarlo pero si tenéis una farmacia cerca y tenéis confianza, podríais hablar con ellos por si os dejan ayudar de esa manera, además de más seguro vuestra ayuda cundirá el doble, ya que todos los productos son a precio de laboratorio ahorrándose unos 40€, además de que los paquetes favorecen su reparto, ya que un paquete contiene lo suficiente para ayudar a un buen grupo de gente.

Porque todo el mundo quiere ayudar, pero no que nos tomen el pelo y ganen dinero otros por no hacer nada encima.

2 Emparanoiados:

iMeMiNe dijo...

Gran reflexión, a mi me ocurre un poco lo mismo. Siempre hay miedo a quienes juegan con la buena fe de los demás. Y gran iniciativa la de los farmacéuticos (tu padre entre ellos), a ver si la distribución allí no paraliza demasiado el envío de esa GRAN ayuda.

Alberto Zeal dijo...

Me parece alucinante la poca vergüenza de los bancos. No contentos con provocar la crisis mundial, ahora quieren beneficiarse de una catástrofe hamnitaria como esta... Desde luego, si existe un infierno, debe estar plagado de banqueros. Hijos de...

Por cierto, la Asociación Española de la Banca ha asegurado a la Facua que devolverá el dinero de las comisiones si tiene constancia de que se ha producido. Así que, lectores de Ro, si habéis donado, RECLAMAD YA. Ese dinero tiene que llegar a las víctimas de Haití, y no engrosar las cuentas de esos "señores".

En cuanto a la iniciativa de los farmacéuticos, no puedo más que aplaudirla. ¡Bravo!