Un podador podaba la parra y otro podador que por allí pasaba le preguntó: Podador que podas la parra. ¿Qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra, ni mi parra podo, que podo la parra que podo.


martes, 21 de octubre de 2008

Crónicas Laurianas. Decimocuarta Parte (Bis)

Bueno, para los que os estéis preguntando qué exactamente ha sido lo que ha dicho esta tía ahí va:

Mensaje recibido el día 17 de Octubre a las 12:31

Dime sitio y hora y allí estaré

Estuve tentada a decirle "En Salamanca el Sábado a las 12h", pero me contuve ;P

Ya seguiré contando...

4 Emparanoiados:

Alberto Zeal dijo...

Jiasjiasjias, a ver cuándo quedas con ella y conocemos el desenlace final, que este culebrón está llegando al nivel de Cristal (no Oscuro, tú ya sabes cuál :P).

Celebnár dijo...

Creí que te habías olvidado de tus ávidos lectores y nos ibas a dejar con la historia a medias ¡y no podía mi corazón resistir la idea de no conocer el final del culebron!

Menos mal que prometes seguirlo XDDDD

iMeMiNe dijo...

¿Pa qué te contuviste? Haberla mandao a Salamanca, ome, jajajajaja. Bueno, bueno, esperamos desenlace :D

Alberto Zeal dijo...

Eso le dije yo, Marta, pero al final prevaleció su buen corazón. Para que luego le digan por ahí :P