Un podador podaba la parra y otro podador que por allí pasaba le preguntó: Podador que podas la parra. ¿Qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra, ni mi parra podo, que podo la parra que podo.


martes, 14 de octubre de 2008

Crónicas Laurianas. Decimocuarta Parte.

Sí sé que hace mil que no escribo, pero es que he estado muy ocupada ;P.

Así que sin más rodeos os dejo aquí el nuevo mail que le mando, básicamente porque estoy hasta los cojo*** de esta situación:

Te mando este mail para avisarte de que es último que te voy a mandar.

Sólo quiero decirte que si no me respondes en 2 semanas consideraré tu libro como mío, sin posibilidad de devolución. Si eso ocurre puedes quedarte con el mío, salgo ganando con el intercambio. Te mandaré un sms también para confirmar que al menos sabes que tienes el mail y actues en consecuencia.

Y ya sólo me queda decirte que has conseguido algo que muy pocas personas han conseguido: que me de vergüenza haber sido tu amiga (porque al menos yo me consideré en su momento así), por que te has portado con una cobardía conmigo que creo que nadie ha superado nunca, pero bueno, tu misma. De lo que se siembra se recoge.

Nada más,

Rocío.


Y el sms:

Te he mandado un último mail. Haz lo que quieras ya. Pero si por casualidad te queda una pizca de buena educación lo mínimo sería responderlo.

A ver lo que hace esta vez ;P

3 Emparanoiados:

Alberto Zeal dijo...

Menos mal que fuiste delicada... Llegas a ser contundente, y no me quiero ni imaginar cómo habrían sido los mensajes XD

Alberto Zeal dijo...

YA HAY RESPUESTA, YA HAY RESPUESTA!!!

La conclusión al culebrón, en unos días (o semanas, o meses, pq con esa mujer...).

iMeMiNe dijo...

¿HA RESPONDIDO? ¿Le quedaba dignidad? Por diox, Rocío, necesitamos "de sabé" :D