Un podador podaba la parra y otro podador que por allí pasaba le preguntó: Podador que podas la parra. ¿Qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra, ni mi parra podo, que podo la parra que podo.


lunes, 5 de enero de 2009

La vida escomo una caja de bombones...

Esta es la famosísima frase de una película igual de famosa, no insultaré vuestra inteligencia diciendo cómo se llama, porque (no quiero parecer clasista) el que lea este blog creo que a esos mínimos llega...

Volviendo a la frase, sí, esmuy famosa, pero es muy absurda. Analicémosla:

"Mi Mamá dice que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes que es lo que te va a tocar".

¡¡¡Pues sí que lo sabes!!! No lo de la vida, por supuesto, sino lo que te va a tocar en la caja. ¡Pero si sólo tienes que darle la vuelta a la caja donde te explican pormenorizadamente cuántos y de qué sabores serán las delicias de chocolate hipercalóricas que contiene.

A no ser, claro está, que en EEUU (me niego a llamarlo USA porque es una chorrada teniendo siglas propias) las cajas de bombones sean cajas sorpresa, lo que me lleva a otra elucubración, ¿es que los americanos son tan capullos como para comprar algo que no saben que es lo que va a tener, por que yo por ejemplo si fueran todos de trufa almendrada no los compraría, o si no tuvieran ninguno con chocolate negro, pues tampoco. ¿Es que no tienen gusto? ¿Es que les da lo mismo uno de praliné que uno de naranja confitada? Pues a mí no.

Y en el caso en que sea verdad eso de que no se sabe que contienen las cajas de bombones, ¿cómo son las máquinas seleccionadoras de los bombones? ¿aleatorias? ¿y qué complejo sistema logarítmico utilizan para hacer una auténtica selección mixta?

Quizás los hacen todos redondos y los meten en un bombo cual sorteo de navidad... Pero no me parece lógico...

Aunque quizás ahí está el germen de la conspiración de Nestlé que ha hecho que sostenga en sus manos la hegemonía (con perdón de Valor y Trappa, pero es que la Caja Roja es lo que tiene) de la industria de los bombones en cajitas. Quizás se dieron cuenta que en Europa no somos (tan) capullos y queremos saber lo que compramos al menos...

De todas maneras me parece una frase muy tonta...

...Y ya sabemos que tonto es el que hace tonterías.

5 Emparanoiados:

iMeMiNe dijo...

Interesante análisis. No obstante, si compras una caja de bombones de mar marca Lidl (que, por cierto, son baratísimos y están que te cagas de wenos :P) te parecen todos iguales pero no saben igual. Es como una lotería. En otras marcas también pasa que como no conozcas esos bombones en particular no sabes qué sabor tiene cada uno. De hecho yo no tenía ni idea de que nestlé lo especificara xDDD

Y es que cuando cojes un bombón de una caja de bombones que te ofrece alguien estás tan nervioso pensando que quieres coger el mas bueno lo más rápido posible para que no se terminen que no miras la letra pequeña :P

PD: De EEUU solo te puedo decir que he visto bolsitas de plástico transparentes llenas de bombones envueltos en papel de colores... Y si no tienes a un nativo que te explique a qué sabe cada color también te lias.

¡Feliz año!

Alberto Zeal dijo...

Ya te dije en su momento que yo sostengo la teoría de que eso viene de la tradición yankee de los tenderos, pero claro, es solo una elucubración más... Aunque lo tuyo tiene mucho más sentido XD

Ainssss, estas maravillosas películas americanas... Tan repletas de sabiduría absurda... XD

Celebnár dijo...

Tenía una larga reflexión sobre los bombones que ésto en una de sus gracis me ha perdido al darle a publicar ¬¬


La esencia es que en los Godiva tampoco viene el tipo y que manda narices que yo haya aborrecido los bombones por culpa de los Godiva XDDDDDDD además de que estoy más que de acuerdo con tu reflexión, que me parece de lo más original y acertada :P


A ver si ahora me lo publica ¬¬
:***

Arwen Undómiel dijo...

Pero por ERU!!! Si los Godiva son los mejores bombones que he probado en toda mi vida, lástima que sean tan caros y sólo los vendan en unos pocos sitios, sigh, y no te dicen de que son porque se compran a granel y se supone que debes leer el cartel antes de decidirte (aunque eso de escoger en base a los colores mola tb ^^.

Narya-Mithrandir dijo...

jajajaja

Bueno, yo supongo que la frase viene ya que hace muchoooo tiempo (cuando yo era niña por ejemplo XD) había cajas de bombones que no especificaban de lo que eran, es más te diré que he visto en Inglaterra cajas doradas, como si fuesen de regalo, de bombones donde no venía puesto qué tipo de bombones eran y si te tocaba uno de café (a mí no me gusta el café, ya lo sabes ^^) te aguantabas. Puede que EEUU también las hubiese. Resumiendo, que suene la frase chorra o no, si la vemos en su contexto (época y lugar) tiene más sentido.

Esto de lo de los bombones me ha llevado a una reflexión ¡Cómo ha cambiado todo! hace nada si podías comprar un caramelo draculín te podías dar por satisfecho y ahora hay golosinas de todos tipos y sabores XDD

A veces resulta extraño acordarse de cómo eran las cosas antes, supongo que para los más mayores será todavía más bestial el cambio y que los más jóvenes muchas cosas ni las sabréis ^^

Besitos